Recomendaciones

En este apartado queremos mostrar información para aquellas personas que bien no son de Cuenca, o que siendo de aquí quieren conocer algunos detalles del rito de las turbas. Recordar que en el apartado de documentos existe una referencia histórica al rito, por lo que aquí queremos mostrar información del desarrollo de este rito.

«Las turbas son un grupo de personas, tañedores de tambores destemplados y de clarines estridentes que hacen batir y sonar, son unos y otros, de acuerdo con los ritmos y técnicas transmitidas de padres a hijos y que, con su presencia, contribuyen al mayor brillo de la Semana Santa conquense. Son fines de las Turbas el culto y la devoción de Nuestro Padre Jesús Nazareno, exteriorizados en la madrugada del Viernes Santo, mediante la rememoración piadosa de la burla de que fue objeto Camino del Calvario» Art. 16 Constituciones de la Hermandad».

El visitante debe tener en cuenta que viene a una ciudad pequeña, con un casco histórico formado por calles empinadas y estrechas y que ha aumentado su población considerablemente (puede duplicarse), esto hace que el tránsito rodado sea muy problemático. También hay que saber que la madrugada del Viernes Santo, todos queremos ir a los mismos sitios y estos tienen una capacidad muy limitada, por lo que las aglomeraciones son constantes. Hay puntos como la salida de la procesión donde existe un control de acceso para evitar la masificación. En cuanto al «Miserere» ocurre lo mismo, desde muy temprano la gente va tomando posiciones en las aceras y estas tienen una capacidad muy limitada, por lo que es preferible ir por la calle que va paralela al la calle Alfonso VIII (bajada del Carmen y Mosén Diego de Valera -Zapaterías-)

Boletín de Noticias